México, D.F. a 26 de noviembre, 2013
 
Estimado amigo charro,
 

Participar en el Consejo Directivo de la Asociación Nacional de Charros A.C. (durante el bienio 2012-2014) fue una gran experiencia, que gracias a la confianza de mis compañeros nacionales tuve la oportunidad de vivir y que hoy quiero agradecerles.  En este bienio, tuve el gusto de trabajar con un gran equipo que generó en mí la necesidad de enfocarme en seguir fortaleciendo el prestigio y el liderazgo de la Decana de la Charrería.

En estos días, llevaré a cabo mi registro como candidato a la Presidencia del Consejo Directivo de nuestra querida Asociación, por el periodo 2014-2016; y estaré compartiendo contigo diversas propuestas e iniciativas enfocadas a tener una Asociación familiar  y próspera, en todas sus manifestaciones deportivas, sociales y culturales.  Mis propuestas son el primer paso, aunque el más significativo será el escucharte y conocer aquellos aspectos que puedan enriquecer todo compromiso que yo establezca contigo y con esta gran agrupación; razón por la cual también te estaré contactando para reunirnos y juntos trabajar en los pilares que nos permitirán hacer más y mejor charrería.

Desde mi ingreso como socio activo, en 1997, he consolidado amistades de gran valor en esta agrupación, que podrían decir quién y cómo soy.  Pero en esta ocasión no quiero hablar sólo del charro, me gustaría comentarte del ser humano que soy y aspectos de mí persona que no siempre se pueden conocer en un lienzo charro.

Economista, nacido en la ciudad de México en 1959, quinto de una familia de clase media de siete hermanos.  Desde temprana edad comencé mi vida laboral, la cual se ha desarrollado positivamente, gracias a una cultura de esfuerzo y trabajo en equipo.

Criador de Caballos, he sido Presidente de la Asociación Mexicana de Criadores de Caballos Cuarto de Milla y actualmente soy Director Internacional de la Asociación Americana de Caballos Cuarto de Milla, Ganadero de Toros de Lidia y miembro del consejo de varias Empresas, Asociaciones y Organizaciones Civiles y Sociales.  Mi trabajo independiente me permite contar con el tiempo necesario para dedicarle a este encargo y cuento con la experiencia para poder servir a la Asociación, aportando elementos de gran valor para seguir construyendo el presente y futuro de nuestra Asociación.

Para cerrar, quise dejar el aspecto más trascendente y sólido de lo que soy: MI FAMILIA.  Con 25 años de casado, junto con Martha Patricia Orvañanos traje al mundo lo que representa mi mayor riqueza, Chema y Mariano; juntos hemos formado un equipo, en el que todos compartimos la pasión por los caballos. Pasión que nos acercó a la charrería y nos inculcó los valores y tradición de esta forma de vida. Y es justo en este punto donde mis ideales convergen con los de esta gran agrupación y me invitan a luchar por ella, para respetar, conservar y hacer presente su historia, pero sobre todo, por hacer cada vez más fuerte ese sello que siempre la ha caracterizado: LA FAMILIA NACIONAL.

 
 

Para terminar sólo quiero destacar que retribuir tu confianza representará mi mayor responsabilidad.

Recibe un saludo cordial tanto de mí parte, como de toda mi familia.

 

José Arturo Jiménez Mangas.